¿Sabes cómo usar los medicamentos de venta libre con responsabilidad?

Medicamento sobre counter

¿Sabes cómo usar los medicamentos de venta libre con responsabilidad?

El autocuidado de la salud incluye el uso de medicamentos de venta libre (MVL) para tratar afecciones leves, como dolor de espalda o diarrea. Son un importante recurso para el autocuidado, ya que el número de afecciones que se pueden tratar con el uso de estos medicamentos crece año tras año.1

Los medicamentos de venta libre (MVL), también son conocidos como sin receta o por medicamentos OTC —por sus siglas en inglés—. Son medicamentos aprobados por las autoridades reguladoras para ser adquiridos y usados sin necesidad de prescripción o receta médica. Están destinadas para el tratamiento de síntomas o enfermedades leves y han sido exhaustivamente probados para confirmar su eficacia y seguridad.

A continuación compartimos 5 recomendaciones para un uso correcto y responsable de los Medicamentos de Venta Libre.

1. Reconozca e identifique los síntomas que experimenta y quiere tratar:

Los MVL son clasificados y aprobados para tratar condiciones específicas, simples y no graves, según su composición e ingredientes activos.

Los síntomas que usted experimenta le ayudan a seleccionar adecuadamente el medicamento. Por requerimiento, la etiqueta o prospecto del medicamento detalla los síntomas para indicar el uso aprobado.  Por ejemplo, si es un medicamento para el dolor de cabeza, esto estará impreso en la etiqueta y detalla en los ingredientes aquellos indicados para el tratamiento del dolor. Pero, si además de dolor de cabeza la etiqueta lista otros síntomas como congestión nasal o resfriado, ese medicamento en sus ingredientes tendrá adicional a los ingredientes para el dolor, otro u otros indicados para aliviar la congestión nasal.

 

2. Solicite ayuda a un profesional de salud para seleccionar su MVL

Si bien los MVL no requieren una receta médica, si siente que necesita ayuda puede consultar a un profesional de salud, como preguntar el farmacéutico o llamar a su médico para orientación sobre el medicamento mejor indicado para usted. Para esto, es importante que pueda compartir con su profesional de salud los síntomas que experimenta, si padece de alergias y si está tomando o ha tomado ya algún otro medicamento, de prescripción o venta libre.

Esta información permite que su profesional de salud pueda ayudarle a elegir de mejor forma el medicamento de venta libre a utilizar. No dude en hacerle cualquier otra consulta para aclarar dudas sobre dosis, duración o efectos adversos de los cuales estar pendiente, así como el tiempo a considerar antes de visitar al médico.

Si está embarazada o amamantando a su bebé, asegúrese siempre de consultar antes a su médico previo a tomar algún medicamento, aun cuando este sea de venta libre.

 

3. Lea y siga las indicaciones en el empaque o prospecto de su medicamento:

Por regulación, los medicamentos de venta libre contienen en su empaque información indispensable, como: composición, recomendaciones de uso y advertencias importantes para estos medicamentos. Esta información puede estar detallada en la etiqueta del empaque o en un prospecto adjunto.

El uso responsable implica leer esta información, conocer los ingredientes del producto, las condiciones o síntomas para las cuales está recomendado su uso, seguir las direcciones de uso —quién, cuándo, cómo y con que frecuencia tomar o administrar el medicamento—. Revise también las advertencias como restricciones de edad, condiciones de salud a considerar, posibles efectos a experimentar durante el uso, así como efectos adversos.

Puede que usted ya haya usado y tenga disponible alguno de estos medicamentos en casa. Recuerde siempre verificar la fecha de expiración y asegurar que el medicamento esté vigente antes de consumirlo. En caso de que la fecha no esté o no sea legible, absténgase de utilizarlo y obtenga uno nuevo.

 

4. Identifique otros medicamentos, comidas o actividades a que debe evitar al tomar el medicamento

Una de las indicaciones que no puede pasar por alto es relacionada a otros medicamentos, comidas o actividades a evitar durante el tiempo que use este medicamento.

El uso con otros medicamentos, en combinación, puede afectar la acción de su medicamento de venta libre ya sea inhibiéndolo o potenciando otros efectos. De la misma forma, consumir dos o más medicamentos con el mismo ingrediente activo podría generar una sobre dosis y afectar su salud.

Hay medicamentos que alertan evitar el uso en combinación con cafeína, así como bebidas alcohólicas o tabaco, por mencionar algunos. En cuanto a las actividades, considere estas advertencias para cuidar de su seguridad en el desarrollo de su día, como manejar en caso de que el medicamento pueda generar somnolencia.

 

5. Complete el tratamiento y asegúrese de consultar a su médico si los síntomas persisten o presenta efectos adversos.

El primer punto que mencionamos es reconocer e identificar los síntomas a tratar. Es necesario seguir las indicaciones de uso en dosis, frecuencia y duración indicada. Sin embargo, la respuesta terapéutica o reacción de las personas ante el medicamento, puede variar en cada uno. Esto puede suceder debido a la condición de salud, la genética de cada paciente, las enfermedades preexistentes, a la gravedad de la enfermedad, entre otros factores.

Si completado el tratamiento los síntomas persisten o aparecen nuevos síntomas o se agravan, es necesario consultar con el médico para identificar nuevas alternativas o quizá utilizar medicamentos prescritos. Es importante estar atento a los efectos adversos y asegurar de llevar un registro de cuando inicio su tratamiento y el desarrollo durante el uso de su medicamento de venta libre.

Ante cualquier duda, o preocupación, consultar su profesional de salud es la mejor opción.

 

——–

1 Available at: WHO Consolidated Guideline on Self-Care Interventions for Health | Sexual and Reproductive Health and Rights

Share this post