Autocuidado digital: hacia un sistema híbrido de salud en América Latina

Autoucuidado digital

Autocuidado digital: hacia un sistema híbrido de salud en América Latina

El autocuidado de la salud debe llegar a quienes más lo necesitan, con políticas públicas que faciliten el acceso y la educación de los pacientes para el uso estratégico de las nuevas tecnologías. 

Descargar nota de prensa

12 de agosto de 2021. La pandemia de COVID-19 aceleró la transformación digital en América Latina, potenciando el autocuidado de la salud a través del uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC’s) y cambiando la forma como los profesionales de salud ofrecen sus servicios.  A pesar de ser una de las regiones más conectada a internet, hay grandes retos para el autocuidado con un enfoque de salud pública, debido a que una importante parte de la población carece de acceso a internet y a los servicios de salud general.

En seguimiento a la campaña “Cuidarme es Salud”, la Asociación Latinoamericana de Autocuidado Responsable (ILAR) llevó a cabo el seminario web “Autocuidado digital”, en el cual expertos relacionados con la tecnología, políticas públicas, el sector de farmacia y la salud pública, presentaron el panorama actual de comportamientos digitales que llegaron para quedarse, incluyendo la salud digital, el comercio electrónico, las redes sociales, el teletrabajo y las experiencias virtuales.

El moderador del evento, Enrique Culebro Karam, mercadólogo y máster de tecnologías de la información con experiencia en estrategias digitales para proyectos de salud, mencionó que la pandemia de COVID-19 reforzó la necesidad de practicar el autocuidado responsable de la salud y esto contribuyó a reducir la presión en los sistemas de salud y a prevenir enfermedades.

Las soluciones digitales fueron clave para que las personas pudieran tener información relevante para su salud más rápido y para facilitar el autodiagnóstico y monitoreo de afecciones o  de un síntoma a través de apps para la salud. Las TIC’s ayudaron a facilitar y acelerar el seguimiento a pacientes, la trazabilidad de contactos de personas contagiadas y los sitios de vacunación. Además, los cambios regulatorios han permitido un mayor acceso a productos de salud y más rápido, a través de la compra en línea.

El internauta latinoamericano antes usaba los medios digitales principalmente para entretenimiento y comunicaciones, pero ahora los utiliza, además, para el cuidado de la salud. Ha encontrado valor en buscar información en internet, poder acceder a profesionales de la salud a través de consultas remotas y cómo dar seguimiento a los tratamientos.

Un estudio realizado por ILAR en 2021 encontró que la experiencia digital en América Latina ha sido positiva y permanecerá después de la pandemia. Según el estudio, el 92% de los encuestados consideró la telemedicina como una experiencia positiva y el 85% volvería a utilizar esta modalidad de consulta médica después de la pandemia. Así mismo en la región, muchos buscaron información sobre medicamentos en internet. El 62% de la muestra encuestada buscó en internet los precios de los medicamentos, el 55% sobre su uso correcto, el 47% indagó sobre el prospecto o contenido del medicamento, el 39% sobre los efectos secundarios, y un 28% dónde comprarlo. Solo un 10% no buscó información en línea.

Al 82% de los latinoamericanos les resultó más conveniente comprar medicamentos en línea y un 75% prefería el servicio de entrega a domicilio o delivery para comprar medicinas, mientras que solo el 20% prefiere retirar en el establecimiento.

La Dra. Omidres Pérez, se refirió a las tendencias de salud móvil, la telemedicina y el autocuidado en internet. Destacó que 500 millones de personas en el mundo acceden a aplicaciones relacionadas con la salud, para el manejo de estrés, ejercicio, hidratación, sueño, medicamentos, controles de glucosa y otras actividades, y que estas ‘apps’ pueden ayudar a incrementar el compromiso del paciente y su adherencia a los tratamientos.

En cuanto a la telemedicina, la Dra. Pérez señaló que los profesionales de salud han entendido que la telemedicina es una nueva forma de dar un servicio de salud y que los pacientes buscan que los médicos no solo los atiendan de manera presencial, sino también que les puedan ofrecer esa modalidad a distancia y darle ese valor añadido.

“La tendencia mundial es hacia un sistema híbrido de salud. En los últimos dos años y con la pandemia, se aceleró lo que estaba planificado para los 10 años venideros en la industria tecnológica, salud e industria digital. El reto es que todos los profesionales de salud y de las de las áreas de salud involucradas tienen que adecuarse a esta aceleración y ayudar a la comunidad, que ya está viviendo este cambio, a adaptarse de la mejor manera posible y provechosa para todos”, resaltó la Dra. Pérez.

Jaime Acosta Gómez, farmacéutico comunitario abordó el tema de las farmacias en línea y compartió los resultados de una encuesta que realizó la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) a sus organizaciones miembros sobre farmacias en línea y distribución de medicamentos.

Los resultados preliminares de la encuesta realizada en 80 países indican que, el 42% de los países donde hay farmacias en línea no usan recetas electrónicas. Al respecto, se discute cómo comprobar la autenticidad de estas recetas para garantizar un uso responsable de los medicamentos. Otro aspecto es cómo regular que una farmacia en línea venda productos de salud seguros en otros países.

Myrna Marti, psicóloga de la Universidad de Buenos Aires, con una especialidad en salud pública y especialista en transformación digital, compartió datos de la agencia global We are Social, que hace estudios de las conductas digitales. Las cifras revelan que un 56.4% de la población mundial está usando internet. El 66.6% es usuario de la telefonía móvil, el 59.5% de usuarios activos de redes sociales y que estamos conectados a internet durante casi 7 horas al día. “Cuando se habla de oportunidades y desafíos del autocuidado para la salud pública, hay que pensar en ese núcleo que no tiene acceso y está relegado de los servicios de salud”, señaló.

Por otro lado, los marcos regulatorios son importantes y las soluciones de los países no son homogéneas. En algunos países, se han facilitado prácticas como el uso de las recetas electrónicas, pero en otros, cuando se acabe la pandemia, se acabará la receta electrónica.

François Martins, licenciado en Derecho y director de relaciones gubernamentales de Mercado Libre en Brasil, compartió la experiencia de la plataforma de comercio electrónico y consideró como desafíos pendientes, mantener el foco en el usuario y su salud, la necesidad de contar con políticas públicas de acceso al autocuidado y con reglas sanitarias claras y estandarizadas.

Entre los desafíos identificados por los panelistas se incluyen: trabajar más en ciberseguridad, protección de datos personales, desinformación, y en el autocuidado en internet.

Los panelistas coincidieron que el autocuidado digital es un gran aliado para democratizar el acceso a los productos de autocuidado, promover eficazmente acciones para garantizar que solo se ofrezcan productos lícitos y de calidad y para que el precio se mantenga accesible, apoyar la educación en la población para incrementar la confianza en los servicios de salud que reciben y expandir al mayor número de personas los avances permitidos por las tecnologías.

 

Si usted desea acceder al video de este seminario virtual, puede hacer clic en este enlace: https://youtu.be/ukLJ_JyHgBU

El próximo seminario de la serie “Reflexiones sobre autocuidados en tiempo de pandemia” se realizará el 19 de agosto de 2021 a las 12:00 p.m. hora de São Paulo, con el tema “El fortalecimiento regulatorio en tiempos de COVID-19 y su impacto en el autocuidado”. Para participar puede inscribirse en https://bit.ly/W3Ilareg

 

¡Autocuidado es salud para todos!

###

Acerca de ILAR

ILAR es la Asociación Latinoamericana de Autocuidado Responsable, líder en promover el desarrollo del autocuidado responsable como la mejor herramienta para estar y mantenerse saludable, así como de garantizar el acceso a medicamentos de venta libre (OTC). ILAR es miembro de la Federación Global del Autocuidado (GSCF), asociación internacional no gubernamental en relación oficial con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Fundada en diciembre de 2001, la Asociación está formada por fabricantes de productos y compañías farmacéuticas líderes en la región, comprometidos con el uso adecuado de medicamentos de venta libre en América Latina.

Share this post